lunes, 28 de marzo de 2011

La dimensión cultural de la vida social: Bolívar Echeverría

En esta primera lección del libro de Bolívar Echeverría, nos plantea tres puntos importantes: la dimensión de la cultura, la definición de la cultura y el estudio actual de la cultura.

Primeramente la dimensión cultural no sólo es una pre-condición que adapta la presencia de una determinada fuerza histórica a la reproducción de una forma concreta de vida social-como el caso de la doctrina cristiana, el procedimiento democrático o la colectivización del capitalismo-sino factor que es también capaz de inducir el acontecimiento de hechos históricos.

Una dimensión de fenómenos propios de la vida humana deben ser eliminados del horizonte moderno, fenómenos, del que prescinde la racionalidad mercantil–técnica, una racionalidad propia de la modernidad capitalista. El mundo de la cultura no puede ser visto como el remanso de la improductividad permitida (recuperable) o el reducto sumiso (suprimible) de la irracionalidad que se encontraría actuando desde un mundo exterior, irrealista y prescindible, al servicio de lo que acontece en el mundo realista y esencial de la producción, el consumo y los negocios.

La cultura es un proceso histórico social en el que se desarrolla la capacidad de crear nueva formas a partir de contenidos inéditos. No siempre es necesario continuar con las prácticas tal y como fueron fundadas, ya que todo proceso está sujeto a cambio o transformación, debido a las adaptaciones que se hacen con la transición que surge en el pensamiento. La percepción de la realidad desde los "otros puntos de vista" y no solo de la verticalidad.

La problemática actual en torno a la definición de la cultura puede comprenderse como la culminación de un conflicto tradicional que enfrenta entre sí frente a la noción de espíritu que genera el discurso moderno cuando versa sobre la vida social.

La realidad cultural da muestras de pertenecer orgánicamente, en interioridad, a la vida práctica y pragmática de todos los días. La dimensión cultural de los sujetos sociales que las perciben y experimentan hace que redunden en realidades sociales muy diferentes entre sí.

Al hablar de cultura pretendemos tener en cuenta una realidad que rebasa la consideración de la vida social como un conjunto de funciones entre las que estaría la función específicamente cultural. Es dimensión del conjunto de todas ellas, una dimensión de la existencia social, con todos sus aspectos y funciones, que aparece cuando se observa a la sociedad tal como es cuando se empeña en llevar a cabo su vida persiguiendo un conjunto de metas colectivas que la identifican o individualizan.

1 comentario:

arvizu_arvizu dijo...

Dos preguntas. ¿Con "factor que es también capaz de inducir el acontecimiento de hechos históricos" te refieres aquí a la acepción de la cultura como modelo de orientación para la acción social? Y, más que ser "dimensión del conjunto de todas ellas", ¿sería propio decir que la cultura permea todas las dimensiones del proceso de la reproducción social?