lunes, 21 de febrero de 2011

Lo propio y lo ajeno


En el texto de Bonfil Batalla sobre lo propio y lo ajeno, se hace especial énfasis en una dicotomía cultural que se hace evidente en la relación sociedad-cultura. El autor nos pone a pensar sobre los “problemas” que brotan cuando dos culturas diferentes se enfrentan, y lo que pasa cuando estas culturas no son sólo diferentes en identidades y tradiciones, sino cuando una es más fuerte que la otra, ya sea en el plano coercitivo, simbólico o cultural, y termina por dominar a la más débil. Bonfil Batalla nos lo menciona con los conceptos de “dominación y subordinación” en el ejercicio asimétrico del poder.

Se nos plantea que la cultura es un fenómeno social, y por ende, no puede estar fuera de los procesos mediante los cuales las sociedades construyen y observan su mundo. Así que el control en binomio con la cultura, trata no solamente de consumo y utilización de elementos, sino que implica una capacidad de producción y reproducción de múltiples elementos integradores del imaginario, y es solo uno más de esos procesos sociales en los que la cultura se encuentra sumergida.

En la lucha perpetua entre culturas dominantes y dominadas, surgen los elementos culturales: propios y ajenos que no tienen una connotación singular y los hace parte de la colectividad dando paso a lo “nuestro” y lo “de otros”. En medio de estas ideas, es que Bonfil Batalla nos presenta sus tipificaciones de la cultura que dentro del plano de lo propio son: la cultura autónoma y cultura enajenada, dentro del campo de lo ajeno son: la cultura apropiada y la cultura impuesta; por lo anterior, podemos decir que la dinámica en los procesos de control cultural se expresa en estos cuatro conceptos básicos.

La relación dominante-dominado ha evolucionado con los tiempos, ahora la relación es más metódica y se puede observar que hay también culturas que surgen como producto de la dominación que se ejerció al principio de la ocupación por parte de la cultura colonizadora sobre los colonizados, a esta nueva cultura Bonfil la denominó cultura subalterna que en términos de procesos de colonización la podemos catalogar como la cultura que nace de los mestizos. La cultura mestiza y pueblo dominado, en el capitalismo se vuelve objeto de estratificación social, es decir, el concepto de clase social se le adhiere y ahora se vuele clase social dominada y subalterna.

El discurso contemporáneo vigente que da sentido y moldea nuestras sociedades es el del capitalismo, por lo tanto la constitución de nuestras sociedades se hace entorno a las políticas del consumo, así que en las nuevas sociedades podemos observar cada vez más una preferencia por la disposición y utilización de los elementos culturales ajenos, en lugar de una producción y reproducción de elementos propios en las culturas dominadas y subalternas. Y lo anterior, no porque sean incapaces de generar sus propios elementos culturales, sino por una tendencia unidireccional que rige al capitalismo y este es el consumo; Bonfil nos dice que es debido a que en el capitalismo se encuentra una idea inmersa que promueve una baja autoestima productora de elementos culturales propios, y poco estimulante a la creación de elementos nuevos.

No hay comentarios: